La ovalada

rugby.jpg

En el rostro de Alejandro se ve reflejado el cansancio de su cuerpo.  Busca ávidamente con su mirada un espacio libre en las jardineras, estaban casi todas ocupadas por rostros desconocidos.  Descarga en el suelo una mochila, rota y un poco sucia; en su morral negro busca afanosamente el estuche que contiene sus lentes.  Se los pone y empieza a examinarse.  Mira la tierra y el sudor que han impregnado su ropa.  Levanta suavemente su camiseta y nota algunos moretones en su pecho, suspira profundamente. Alza su mirada y ésta se pierde en el horizonte. En su cabeza empiezan a rebotar imágenes: golpes, patadas, caídas.  Fueron minutos muy intensos, piensa, el ser caballero lo vale. Vuelve la mirada a su mochila, la recoge del suelo y saca la ovalada, la admira orgullosamente; mientras en voz baja, casi como un susurro le dice: Por ti, ganamos.

Anuncios

~ por minatomates en enero 30, 2008.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: